Cómo crear un ambiente para comer y estudiar

Cómo crear un ambiente para comer y estudiar

Leer, estudiar, ordenar facturas, escribir una carta o utilizar el ordenador son tareas que exigen un rincón de trabajo. La falta de espacio no implica renunciar a él. Le proponemos un espacio multidisplinar: para comer y estudiar.

Las cocinas por regla general suelen tener una luminosidad apropiada también para la lectura y, si sabe combinar adecuadamente los ambientes conjugando la disposición de los muebles y la iluminación, podrá encajar a la perfección un rincón de trabajo en la cocina.

¿Dónde colocarlo?

Por lo general, los muebles de cocina suelen estar ubicados de forma que dejan al menos una de las paredes de la habitación libres para colocar una mesa de cocina. Ésta será la que sustituirá por otra más apropiada para el estudio.

El mejor lugar para colocar el rincón de estudio es junto a la ventana, para aprovechar al máximo la luz natural, más beneficiosa para la vista que la artificial.

La solución más sencilla pasa simplemente por utilizar una mesa amplia que combine cajones opacos (para guardar libros y demás) con otros transparentes (donde colocaremos la vajilla o otros utensilios más tópicos de la cocina). Así, a la hora de comer, bastará con colocar un mantel sobre ella, para quitarlo cuando quiera utilizarla como escritorio.

Si va a trabajar con ordenador, la mejor solución es optar por una mesa móvil que se puede utilizar de forma independiente o adaptándose a cualquier superficie plana (para ello debe tener forma de “C”). Ocupan poco espacio pero, al acoplarse, permiten crear superficies de trabajo grandes.

Pero si lo que quiere es crear un verdadero estudio-cocina, deberá recurrir a soluciones un poco más elaboradas, desde la integración del mobiliario a la reforma completa de la cocina.

Combinar los muebles para comer y estudiar

A la hora de elegir la mesa o escritorio para el estudio, debe tener en cuenta el mobiliario de la cocina. En las más tradicionales, rústicas o de madera, un escritorio antiguo, de tonalidades similares puede dar un toque muy hogareño al conjunto, que se puede complementar con una estantería barnizada en los mismos tonos.

En las cocinas más modernas, los escritorios de última generación realizados en plástico y/o metal, pueden darle un cariz innovador a la estancia, que puede completar con accesorios de estilo industrial, sea un cuadro o una papelera.

METIDOS EN OBRAS

Si va a realizar una reforma para integrar el estudio dentro de la cocina, las soluciones más recurrentes para separar los dos ambientes son:

Suelo

Eleve una tarima para la zona del estudio es una buena solución, sobre todo si el suelo de nuestra cocina es o imita a la madera. Otro recurso para separar ambientes sin romper con ellos, es recurrir a la colocación de las baldosas.

Si éstas tienen algún tipo de dibujo puede hacer que definan un cuadrante aparte para albergar el estudio. Con esto conseguirá mantener la unidad, al ser la misma baldosa, a la vez que separará las dos partes, al diferenciarse por la colocación.

Medios tabiques

Construir un murete a media altura, al que podrá acoplar la mesa de obra, y revestirlo con los mismos materiales que el resto de la cocina es la forma más contundente de diferenciar los espacios sin separar las estancias. No deberá ser ni muy alto ni muy ancho, pues sólo tiene que delimitar y no romper, el espacio.

Para no perder luz, los tabiques de ladrillos transparentes denominados pav S, pueden ser una buena opción, dependiendo de la decoración de la cocina. La alternativa económica y sin obra al tabique son los biombos.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *