Consejos para sacar los juguetes inflables para jugar en verano

Antes de sacar los juguetes inflables guardadas para un día caluroso o cuando empieza el verano, asegúrese de que todos los juguetes de la piscina estén en buenas condiciones.

Revise todos los sellos, tapones y costuras de los juguetes en busca de fugas y busque agujeros. Un juguete que se desinfla puede causar asfixia o accidentes por asfixia.

Revise los bordes de los juguetes y asegúrese de que no hayan quedado expuestos en juguetes de plástico duro como palos de buceo. Los niños pueden lastimarse con bordes de plástico ásperos.

Asegúrese siempre de que no haya moho o moho en los juguetes que hayan estado almacenados durante algún tiempo. El moho puede empeorar el asma y las alergias.

Cuando los niños están jugando con juguetes inflables

Obviamente usted necesita mantener un ojo en sus hijos mientras juegan con sus juguetes. Observe los juguetes de la piscina para asegurarse de que no se desinflen mientras se usan, y advierta a los niños que no jueguen con ningún juguete roto que usted vea.

Después de la fiesta en la piscina, eche un vistazo a los juguetes inflables antes de guardarlos y  además guárdelos en un lugar donde se puedan secar correctamente para evitar la aparición de moho.

Todos los juguetes no son para todos los niños

Uno de los mayores peligros de comprar juguetes para los niños mayores es que sus hermanos más pequeños sin duda querrán participar en la acción y jugar con los juguetes de los niños más grandes también.

Sin embargo, la mayoría de los accidentes ocurren porque los juguetes de los niños no se guardan adecuadamente y se tropiezan con ellos, o cuando los niños más pequeños consiguen tener en sus manos juguetes diseñados para niños mayores.

Es esencial que usted esté atento a la seguridad de los juguetes y que usted y sus hijos mayores mantengan los juguetes para los niños en edad escolar fuera del alcance de los niños pequeños y de los niños en edad preescolar.

Aquellos juguetes pequeños como chupones hinchables, bolitas o muñecas deben tener más supervisión que los juguetes grandes como un caballo o unicornio hinchable, pues por su forma y tamaño son más fáciles de llamar la atención de los bebés.

Recuerde que muchos juguetes tienen información de seguridad que le dice que los juguetes no son adecuados para niños menores de tres años – pueden tener partes pequeñas que podrían causar un peligro de asfixia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *